Continúa la prevención de bullying y ciberbullying entre niños y adolescentes

La Dirección de Salud Mental sigue realizando charlas en ámbitos de asistencia de chicos y chicas, en la franja de 9 a 18 años. El ciberbullying aumentó a raíz de la virtualidad que impone la pandemia.

Prevenir el bullying y el ciberbullying resulta clave en la niñez y la adolescencia, por lo cual la Dirección de Salud Mental continúa realizando charlas en diversos ámbitos. En los últimos días se desarrollaron tres encuentros en Club Parque Sur, con participación de 32 chicos de 9 a 13 años.  

Este tipo de actividades está a cargo de la psicóloga Ana Laura Rodríguez, de la Dirección de Salud Mental, en un marco que tiene como fin continuar trabajando tanto en clubes como en escuelas sobre el mejoramiento de los espacios donde conviven niños y adolescentes. Se busca crear conciencia sobre qué es el bullying, cuáles son sus consecuencias y ofrecer alternativas sobre cómo accionar ante estas situaciones. 

Desde la Dirección detallaron que las edades destinatarias de estas charlas se ampliaron, siendo ahora de 9 a 18 años. Ya se trabajó con quienes practican básquet y hockey, en tanto el próximo paso es comenzar con futbolistas abordándose la prevención del suicidio.

Acoso virtual durante la pandemia

El paso de la presencialidad a la virtualidad generó, lógicamente, el aumento considerable del tiempo que una persona puede pasar frente a una computadora. Este incremento en la conectividad fue, a su vez, un caldo de cultivo para una problemática que viene acechando las pantallas: el ciberbullyng. Según una investigación realizada por la Universidad de Flores, la Policía Federal informó que, al comienzo de la cuarentena, aumentó un 40% el ciberbullying, el grooming y demás delitos relacionados con menores. El 72% de las personas encuestadas pasó por al menos una instancia de ciberacoso como víctima y más del 75% vivió una instancia como testigo.

¿Cuáles son las formas de ciberbullying más comunes?

Se destaca la “provocación incendiaria”, que consiste en llenarle de mensajes el Instagram o la red que sea a alguien. Dentro del contexto de pandemia también se desarrollaron nuevas formas, como el zoombonbing: consiste en introducirse en encuentros por Zoom y exponer pornografía o tomar el host en una clase y provocar a los alumnos.

Entradas relacionadas