Se toman acciones para preservar edificios históricos de la ciudad

La Municipalidad decidió realizar los esfuerzos y tomar las medidas necesarias para preservar el patrimonio histórico. La prioridad es mejorar la deteriorada condición edilicia de lo que fue la Casa de Urquiza, para lo cual viene avanzando con autoridades nacionales. También se pone interés en lo que fue la casa del Cnel. Pedro Melitón González, ubicada en 8 de Junio y Urquiza. 

La actual gestión municipal, a través de expresas instrucciones dadas por el presidente municipal Martín Oliva, ha decido emprender diferentes acciones en favor de la preservación del patrimonio histórico de la ciudad.

Preocupa, especialmente a las autoridades del Departamento Ejecutivo Municipal, la situación edilicia de la Casa de Urquiza, localizada en Galarza y 25 de Mayo,  y la vivienda del Coronel Pedro Melitón González, ubicada en 8 de Junio y Urquiza.

En el caso de la histórica residencia familiar del primer Presidente constitucional de la Argentina, a instancias del gobierno municipal, la Coordinación de Proyectos Estratégicos y la Comisión de Conservación del Patrimonio Histórico avanzaron en gestiones para su puesta en valor.  A tal fin, se puso en conocimiento de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y Bienes Históricos el estado de deterioro y la necesidad de una intervención del preciado edificio.

Dicha Comisión ya dio su visto bueno, motivo por el cual las autoridades orientan sus esfuerzos hacia la organización de un estudio multidisciplinario, debido a que -además de la obra civil- el proyecto requiere tareas de restauración.

El Presidente Municipal tomó el firme compromiso, en nombre de la Municipalidad, de realizar una inversión inicial, en tanto se gestionan fondos ante el gobierno nacional para las reparaciones y el posterior mantenimiento de la emblemática residencia. 

Casa del Coronel Pedro Melitón González 

Autorizados por sus actuales propietarios, los miembros de la Comisión realizaron una visita a la casona que perteneciera al Coronel Pedro Melitón González, con el mismo fin y con la preocupación adicional de poner a resguardo la integridad física de los vecinos que transitan por la zona.                                 

Uno de los inconvenientes existentes allí radica en la existencia de tres fresnos -sobre calle 8 de junio- que han ocasionado daños no sólo a la propiedad y la vereda, sino en las redes de servicios, evaluándose su posible extracción por las autoridades de la Dirección de Salud Ambiental y Áreas Verdes del municipio.

Hasta el momento, la Comisión de Patrimonio Histórico realizó tres reuniones, destacándose que el trabajo interinstitucional posibilita el avance del trabajo de investigación y gestión, que cada caso requiere.

Entradas relacionadas