Concepción del Uruguay rinde homenaje a Osvaldo Bayer

La ciudad rendirá este jueves homenaje a Osvaldo Bayer, con la realización de una ceremonia durante la que se descubrirá un busto en su memoria, erigido en la plazoleta de los Derechos Humanos, localizada en bulevar Yrigoyen, entre Reibel y Scelzi.

El acto, por desarrollarse a partir de las 10.30, contará con la presencia de “Taty” Almeida, símbolo de Madres de Plaza de Mayo; Mercedes Mignone, hija de Chela y Emilio Mignone –fundadores del Centro de Estudios Legales y Sociales- y hermana de Mónica Mignone, desaparecida en la ESMA durante la dictadura cívico-militar, además de Esteban Bayer, hijo del recordado escritor.

El artista plástico uruguayense, Mario Morasán, es el creador de la obra que definitivamente quedará elevada en la esquina sur del paseo. Allí también están emplazados los monumentos a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y al periodista Rodolfo Walsh.

La inauguración del busto que honra la figura de Osvaldo Bayer abre un intenso programa de actividades organizadas por la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, orientadas a promover la construcción de memoria, que proseguirá en octubre, con la presencia de Sara Rus –sobreviviente del holocausto y madre de Daniel Rus, detenido desaparecido durante la dictadura cívico-militar argentina-, la muestra “Ser mujeres en la ESMA” y de Estela de Carlotto, presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

La figura de Osvaldo Bayer

Hablar de Osvaldo Bayer es contar la vida de un hombre de la cultura comprometido con los derechos de los pueblos originarios, la difusión de la historia trágica de la clase obrera y del movimiento anarquista.

Entre los títulos más importantes de su actividad como escritor e historiador pueden mencionarse “Los vengadores de la Patagonia trágica”, “Los anarquistas expropiadores y otros

ensayos”, “Fútbol Argentino”, “Rebeldía y esperanza”, “Severino di Giovanni, el idealista de la violencia” y la novela “Rainer y Minou”.

También sobresalió como guionista de cine, siendo su obra de mayor trascendencia “La Patagonia rebelde”, recordado film que dirigió Héctor Olivera, ganador del Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín.

Las amenazas, la persecución y la censura lo obligaron a exiliarse en Alemania, donde estableció su lugar de lucha contra el terrorismo de Estado, instaurado por la dictadura cívico-militar desde el 24 de marzo de 1976. Restablecida la vida institucional del país, retornó a la Argentina en 1983, acompañando la tarea de las organizaciones de derechos humanos, fundamentalmente a Madres de Plaza de Mayo.

Su vínculo con la ciudad

Osvaldo Bayer, que falleció el pasado 24 de diciembre en Buenos Aires, estuvo en Concepción del Uruguay el 29 de septiembre de 2007 para la inauguración del monumento a Rodolfo Walsh. Previamente, en el año 2005, lo había hecho para brindar una charla y recorrer sitios muy vinculados con su historia familiar.

“Es aquí donde fui concebido” expresó en aquella oportunidad, luego de recorrer la casa que habitaran sus padres –en calle Artigas- y el histórico edificio del Correo Argentino, oficina donde su padre ejerció la jefatura. Poco tiempo después, trasladada la familia a Santa Fe, Osvaldo Bayer nacía en la vecina provincia, el 18 de febrero de 1927.

Su paso por Concepción del Uruguay fue evocado por el escritor en una columna publicada en Página 12, en la que rescató la figura del uruguayense José Font, el legendario Facón Grande, líder del movimiento obrero durante los trágicos sucesos de la Patagonia; fusilado el 22 de diciembre de 1921, en Cañadón de la Muerte, provincia de Santa Cruz.

El busto en su memoria

El busto a la memoria de Osvaldo Bayer fue realizado por el artista plástico uruguayense Mario Morasán, autor –además- del monumento a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y del erigido al ex presidente Néstor Kirchner, en la zona de la Defensa Sur. Durante los últimos años ha ejecutado tareas de restauración en diferentes lugares de la ciudad, entre ellas, el Jardín de los Poetas de plaza Columna y la estatua a La Delfina, localizada en plaza Ramírez.

Entradas relacionadas