El Hogar de Protección de Mujeres brindó contención a tres víctimas de violencia

En diciembre de 2018, la Municipalidad de Concepción del Uruguay puso en funcionamiento el Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia “Nuevo Amanecer”. La coordinación del Consejo Municipal de la Mujer realiza un balance positivo a seis meses de la inauguración del Hogar, cuya finalidad es brindar protección, albergue, contención y atención interdisciplinaria temporal a mujeres víctimas de violencia, y a sus hijos o niños a cargo menores de 18 años. También brinda estos servicios a mujeres trans.

Maria Sol Alvarez, quien lleva adelante el Área de la Mujer del Municipio Local, fue con quien dialogamos en la mañana de hoy para saber cuál es la actualidad del hogar, sus características.

«Fue una demanda social que surgió en reiteradas ocasiones en marchas como la de Ni una Menos, la verdad que el ejecutivo de la ciudad está muy comprometido con la temática, el hogar tiene como objetivo brindar protección, albergue y atención interdisciplinaria en forma temporal, porque los plazos que atravesamos son cortos, a mujeres que atraviesan situaciones de violencias y al grupo familiar» Detalló.

Hasta el momento fueron alojadas 3 mujeres solas. “En dos de las intervenciones tuvimos excelentes resultados y continuamos el seguimiento. Periódicamente las citamos para que vengan al Hogar para conocer su evolución. Las experiencias han sido buenas porque en los dos casos pudieron romper el ciclo de la violencia, encaminarse en sus vidas y re vincularse con sus hijos”, explicó María Sol.

Las mujeres que ingresan al Hogar trabajan con un equipo integrado por la Coordinadora, una trabajadora social, una abogada y una psicóloga. “Ellas son encargadas del plan de acción y el informe de riesgo de las mujeres alojadas, y de los menores en caso de que también estén alojados”, detalló Álvarez.

Además trabajan 6 operadoras en horarios rotativos durante las 24 horas. Ellas son encargadas de acompañar a la mujer en tareas cotidianas y en caso de tener que realizar trámites o actividades fuera del Hogar. También es tarea del equipo interdisciplinario fortalecer las redes y los vínculos sociales de las víctimas, favoreciendo que ellas puedan reencontrarse con su entorno familiar o social. Se busca que el trabajo del equipo contribuya al empoderamiento de las mujeres en el desarrollo personal y laboral.

Entradas relacionadas